,

10 beneficios de la lectura: Del por qué deberías leer todos los días

beneficios de la lectura

¿Cuándo fue la última vez que leyó un libro, o un artículo importante de una revista? ¿Tus hábitos de lectura diarios se centran en los tweets, las actualizaciones de Facebook, o las instrucciones de tu paquete instantáneo de avena?

Si eres una de las tantas personas que no tienen el hábito de leer regularmente, podrías estar perdiéndote.

La lectura tiene un número significativo de beneficios, y aquí hay 10 beneficios de la lectura para que empieces a leer.

1. Estimulación mental

Los estudios han demostrado que mantenerse mentalmente estimulado puede retrasar el progreso del Alzheimer y la Demencia (o incluso prevenirlos), ya que mantener el cerebro activo y ocupado evita que pierda potencia.

Al igual que cualquier otro músculo del cuerpo, el cerebro requiere ejercicio para que se mantenga fuerte y saludable, por lo que la frase «úsalo o piérdelo» es muy apropiada cuando se trata de tu mente. Hacer rompecabezas y jugar juegos como el ajedrez también se ha encontrado que es útil para la estimulación cognitiva.

2. Reducción del estrés

No importa cuánto estrés tengas en el trabajo, en tus relaciones personales o en otros innumerables problemas que enfrentes en la vida diaria, todo se te olvida cuando te pierdes en una gran historia. Una novela bien escrita puede transportarte a otros reinos, mientras que un artículo atractivo te distraerá y te mantendrá en el momento presente, dejando que las tensiones se vayan y te permitirá relajarte.

3. Conocimiento

Todo lo que lees te llena la cabeza con nuevos datos, y nunca sabes cuando puede ser útil. Cuantos más conocimientos tengas, mejor equipado estarás para afrontar cualquier reto que te enfrentes.

Además, aquí tienes algo para pensar: si alguna vez te encuentras en circunstancias adversas, recuerda que aunque puedas perder todo lo demás tu trabajo, tus posesiones, tu dinero, incluso tu salud nunca te podrán quitar el conocimiento.

4. Ampliación del vocabulario

Esto va con el tema anterior:

Cuanto más leas, mayor será el número de palabras a las que te expongas, e inevitablemente se abrirán camino en tu vocabulario diario.

Ser elocuente y bien hablado es de gran ayuda en cualquier profesión, y saber que puedes hablar con los superiores con confianza en ti mismo puede ser un enorme incentivo para tu autoestima. Incluso podría ayudar en tu carrera, ya que aquellos que son bien leídos, bien hablados y conocedores de una variedad de temas tienden a obtener ascensos más rápidamente (y más a menudo) que aquellos con vocabularios más pequeños y falta de conocimiento de la literatura, los avances científicos y los eventos mundiales.

La lectura de libros también es vital para el aprendizaje de nuevos idiomas, ya que los hablantes no nativos se familiarizan con las palabras utilizadas en el contexto, lo que mejorará su propia facilidad para hablar y escribir.

5. La Mejora de la Memoria

Cuando lees un libro, tienes que recordar un surtido de personajes, sus antecedentes, ambiciones, historia y diferentes matices, así como los diversos arcos y argumentos que se abren paso a través de cada historia. Eso es bastante para recordar, pero los cerebros son cosas maravillosas y pueden recordar estas cosas con relativa facilidad.

Sorprendentemente, cada nuevo recuerdo que creas forma nuevas sinapsis (vías cerebrales)[3] y refuerza las existentes, lo que ayuda a la memoria a corto plazo y a estabilizar los estados de ánimo. ¿No es genial?

6. Mayor capacidad de pensamiento analítico

¿Has leído alguna vez una asombrosa novela de misterio, y resuelto el misterio tú mismo antes de terminar el libro? Si es así, fuiste capaz de poner a trabajar el pensamiento crítico y analítico tomando nota de todos los detalles proporcionados y clasificándolos para determinar «quién es».

Esa misma capacidad de analizar los detalles también es útil cuando se trata de criticar la historia; determinar si fue una obra bien escrita, si los personajes estaban bien desarrollados, si el argumento se desarrolló sin problemas, etc.

Si alguna vez tienes la oportunidad de discutir el libro con otros, podrás expresar tus opiniones con claridad, ya que te has tomado el tiempo para considerar realmente todos los detalles que intervienen.

7. Mejora de la concentración y el enfoque

En nuestro mundo obsesionado con el Internet, la atención es atraída en un millón de direcciones diferentes a la vez mientras realizamos múltiples tareas cada día.

En un solo lapso de 5 minutos, la persona promedio dividirá su tiempo entre trabajar en una tarea, revisar el correo electrónico, chatear con un par de personas (vía gchat, skype, etc.), vigilar el twitter, monitorear su teléfono inteligente e interactuar con sus compañeros de trabajo. Este tipo de comportamiento parecido al TDA causa un aumento de los niveles de estrés y reduce nuestra productividad.

Cuando lees un libro, toda tu atención se centra en la historia, el resto del mundo simplemente se olvida, y puedes sumergirte en cada detalle que estás leyendo.

Intenta leer durante 15-20 minutos antes de ir a trabajar (es decir, en tu trayecto de la mañana, si tomas el transporte público), y te sorprenderá lo mucho más concentrado que estás una vez que llegas a la oficina.

Información adicional: si le resulta difícil mantenerse concentrado e intenta mejorar su concentración, es posible que lo haya hecho mal.

8. Mejores habilidades de escritura

Esto va de la mano con la expansión de su vocabulario:

La exposición a obras publicadas y bien escritas tiene un efecto notable en la propia escritura, ya que la observación de la cadencia, la fluidez y los estilos de escritura de otros autores influirá de manera natural en su propia forma de escribir.

De la misma manera que los músicos se influyen mutuamente y los pintores utilizan técnicas establecidas por maestros anteriores, los escritores aprenden a elaborar la poesía leyendo las obras de otros.

9. Tranquilidad

Además de la relajación que acompaña a la lectura de un buen libro, es posible que el tema sobre el que se lee pueda traer una inmensa paz y tranquilidad interior.

La lectura de textos espirituales puede bajar la presión sanguínea y traer una inmensa sensación de calma, mientras que la lectura de libros de autoayuda se ha demostrado que ayuda a las personas que sufren de ciertos trastornos del estado de ánimo y enfermedades mentales leves.

10. Entretenimiento gratuito

Aunque a muchos de nosotros nos gusta comprar libros para anotarlos y páginas de orejas de perro para futuras referencias, pueden ser bastante caros.

Para entretenimiento de bajo presupuesto, puedes visitar tu biblioteca local y disfrutar de la historia de los innumerables tomos disponibles allí de forma gratuita. Las bibliotecas tienen libros sobre todos los temas imaginables, y como rotan su stock y constantemente consiguen nuevos libros, nunca te quedarás sin material de lectura.

Si vives en una zona que no tiene una biblioteca local, o si tienes problemas de movilidad y no puedes llegar a ella con facilidad, la mayoría de las bibliotecas tienen sus libros disponibles en formato PDF o ePub para que puedas leerlos en tu lector electrónico, iPad o en la pantalla de tu ordenador.

También hay varias fuentes en línea donde puedes descargar libros electrónicos gratuitos, ¡así que ve a la caza de algo nuevo para leer!

Hay un género de lectura para cada persona alfabetizada en el planeta, y si tus gustos se encuentran en la literatura clásica, la poesía, las revistas de moda, las biografías, los textos religiosos, los libros para jóvenes, las guías de autoayuda, la literatura callejera, o las novelas románticas, hay algo ahí fuera para captar tu curiosidad e imaginación.

Aléjate de tu computadora por un rato, abre un libro y reabre tu alma por un rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *