Cómo construir la autodisciplina para sobresalir en la vida

Cómo construir la autodisciplina

Cómo construir la autodisciplina para sobresalir en la vida ¿Hay alguna meta que quieres lograr, pero que no puedes cumplir? ¿Quizás sabes exactamente lo que necesitas hacer, pero no puedes hacerlo? ¿Quizás te sientes frustrado porque tu falta de autodisciplina está afectando tu confianza, tu trayectoria profesional, tu salud, tu peso o tus relaciones?

Si tienes ambición y estás listo para llevar tu vida al siguiente nivel pero sólo necesitas un poco más de apoyo en el seguimiento, sigue leyendo.

¿Qué es la autodisciplina?
La autodisciplina se define como:

"la habilidad de controlarse a sí mismo y de hacer que trabaje duro o se comporte de una manera particular sin necesidad de que nadie más le diga lo que tiene que hacer".

Se trata de autocontrol, moderación, fuerza de voluntad, resolución, determinación y empuje. Es la forma de conseguir que hagas lo que hay que hacer para avanzar y sobresalir en la vida.

"La disciplina es el puente entre las metas y los logros." - Jim Rohn

La importancia de la autodisciplina

Los expertos en fitness, los entrenadores de éxito, los médicos y los gurús del desarrollo personal subrayan la importancia de la autodisciplina.

Es un factor crítico si se quiere perder peso, comer mejor, hacer más ejercicio, gastar menos, ser más productivo, postergar menos, ser promovido, ser más positivo, manejar mejor las emociones o mejorar las relaciones.

Los estudios muestran que aquellos con mayores niveles de auto-control tienen "...mayor autoestima, menos excesos y abuso de alcohol, mejores relaciones y habilidades interpersonales, y respuestas emocionales más óptimas"

Otros muestran que aquellos con autodisciplina están más contentos, satisfechos y felices.

La autodisciplina es un reto diario para los entrenadores.

Por ejemplo:

Cameron. Cameron tenía sobrepeso, sufría de problemas de salud y estaba desesperada por volver a estar en forma. Quería empezar a caminar y a estirarse a diario, pero tenía problemas para seguir adelante. Su falta de disciplina con el ejercicio se extendía a todas las áreas de su vida y se sentía derrotada.

O Stuart. Stuart era un artista con un trabajo a tiempo parcial para pagar las facturas. Quería dedicar al menos tres horas al día a su arte para poder construir su cartera y empezar a ganarse la vida con su arte. Por muy motivado y entusiasmado que pareciera en la superficie, le resultaba difícil hacerlo.

Luego está Arden. Un empresario que quería llevar su negocio al siguiente nivel. Luchaba por mantenerse disciplinada y cumplir con el papeleo y las tareas operativas que debían realizarse para que su negocio siguiera funcionando.

Te ha sucedido lo mismo? pues a mi sí.

Me gusta pensar que soy una persona que tiene disciplina. Fui criada por personas emprendedoras que valoraban el trabajo duro y nos enseñaron a mantener nuestros compromisos y el respeto a los mismos.

Desde que era pequeña, mi abuelo, inculcó el principio del trabajo en equipo en toda la familia. Esta regla era la mas importante... Haz lo que dices que harás. Yo era una buena vendedora, y la autodisciplina estaba inculcada en mi mentalidad y mis hábitos.

Pero eso no significa que sea inmune a las distracciones, tentaciones y vicios a los que me enfrentaba diariamente. Ha habido momentos en mi vida en los que, como mis clientes, he luchado por mantener el rumbo y el seguimiento.

El mes pasado tome una oportunidad que me entusiasmaba y en la que había invertido y no me fue bien. Me decepcioné y me encontré desmotivada y distraída.

Trabajo desde casa y suelo ser capaz de mantenerme concentrada. Sin embargo, me encontraba sentada en el trabajo sólo para distraerme, desplazándome por los medios sociales, haciendo otro viaje a la heladera, llevando al perro de caminata o un descanso "rápido" para sentarme en el suelo a ver la televisión.

Sabía lo que tenía que hacer, pero me costaba mucho trabajo. Así que recurrí a mi propio conjunto de estrategias: los principios de eficacia probada que he utilizado con mis clientes y conmigo misma (incluyendo a Cameron, Stuart y Arden).

Cómo ser disciplinado para siempre

Aquí hay 5 estrategias para construir y mantener la autodisciplina:

1. Motivarse

¿Alguna vez notaste que cuando estás emocionado por algo, o tienes una meta significativa o importante que te propones alcanzar, no necesitas disciplina?

Digamos que tienes una boda o una reunión del colegio y quieres perder peso para estar guapa y caber en un vestido genial. Despertarse por la mañana para correr y saltarse el postre se hizo más fácil, ¿no?

O digamos que el trabajo de tus sueños acaba de abrirse en el trabajo. Llegar temprano al trabajo, quedarse hasta tarde y seguir con la tarea ya no parece tan difícil, ¿verdad?

"Motivación" viene de la palabra raíz "motivo". Es por lo que estás haciendo algo. La razón y el impulso subyacente detrás de ello. El experto en liderazgo Simon Sinek habla del poder del porqué. Conocer tu "por qué" proporciona una motivación intrínseca convincente. Alimenta el fuego y es muy probable que te mantengas enfocado.

2. Eliminar las tentaciones

La investigación ha demostrado que nuestro entorno afecta a nuestras elecciones. Tomemos por ejemplo un estudio hecho en la Universidad de Cornell. El estudio encontró que:

"Las mujeres que guardaban refrescos en el mostrador pesaban de 24 a 26 libras más que las que no lo hacían y las que guardaban una caja de cereales en el mostrador pesaban en promedio 20 libras más que las que no lo hacían".

¡Y las que tenían fruta en el mostrador pesaban un promedio de 13 libras menos!

Si quieres comer mejor, pon la comida chatarra fuera de la vista. Mejor aún, no los traigas a la casa, oficina, auto o a la distancia de un brazo en primer lugar.

Si quieres terminar ese gran proyecto de trabajo, asegura una sala de clases, desactiva el teléfono móvil, cierra las notificaciones de los medios sociales y pon tu teléfono en la otra habitación.

Si trabajas desde casa y te distraes fácilmente, ve a algún lugar para concentrarte. En este momento, estoy escribiendo desde un café al final de la calle por esta misma razón. No traté de luchar contra las tentaciones de mi entorno, sólo me alejé.

En resumen:

Tu entorno puede ser más fuerte que tu fuerza de voluntad. Asegúrate de que sea propicio para los objetivos que intentas lograr; no te pongas en situaciones que sean tentadoras o que distraigan.

3. Crear una meta, un desafío o una fecha límite

Hace unos años, mi marido estaba trabajando en realizar 100 artículos por mes (y ya había pasado unos días). Era una tarea retadora que él sabía que tomaría mucho de su tiempo. Hasta que creó un objetivo, un desafío y un plazo convincente.

Su objetivo específico era tener los artículos hechos para finales de mes. Esto era un gran desafío ya que era mucho trabajo en un corto período de tiempo. Entonces creó una fecha límite y envió un correo electrónico a todos sus amigos y les hizo saber que sería una cena de celebración y para marcar sus calendarios.

Subió las apuestas declarando que si no había terminado su guión para la fecha de la cena, compraría la cena de todos. Este fue un gran desafío, ya que definitivamente no tenía el dinero para pagar la cena de 15 amigos más cercanos!

Hay una razón por la que cada influencers o bloguero de ahí fuera ha creado un desafío de 5, 10 o 30 días. ¡Para apoyarte! Sólo busca el "desafío" de lo que quieres mejorar y estoy segura de que podrás encontrar algo.

He visto a gente cambiar todo su estilo de vida, sus hábitos alimenticios y su motivación al unirse a estos desafíos - ¡y también han funcionado para mí!

En resumen:

Defina su objetivo o visión específica, hágalo desafiante, dése una fecha límite y póngase en marcha.

4. Llama a un amigo

Siempre es útil tener un compañero responsable. ¿Por qué cree que tanta gente recurre a entrenadores para mantenerse en forma, a entrenadores para alcanzar sus objetivos personales o profesionales, o ser parte de un club o grupos?

"Cuando eres responsable ante alguien o un grupo de personas por hacer lo que dijiste que harías, puedes hacer las cosas fácilmente porque te involucras en el poder de las expectativas sociales"

En resumen: Haz un compromiso con alguien que no seas tú mismo. Encuentra un compañero de gimnasio. Busca un entrenador que te mantenga en el camino y sea honesto. Publica los compromisos en las redes sociales para que estés en el anzuelo.

5. Empieza con algo pequeño

¿Cómo come un elefante? ¡Un bocado a la vez!

El cambio es difícil y nuestros cerebros están conectados para volver a lo que se siente cómodo y predecible. Por lo tanto, los grandes cambios pueden ser muy difíciles. Pero si empiezas despacio, puedes crear un impulso sin sentirte agobiado.

¿Quieres empezar a caminar 30 minutos al día, cinco días a la semana?, empieza con cinco minutos al día.

Si tienes ganas de continuar después de cinco minutos, ¡hazlo! Si quieres empezar a comer mejor, identifica un cambio que puedas hacer en tu dieta.

A menudo, cuando nuestra mente piensa que va a ser fácil, nos permite empezar... y entonces puedes usar ese impulso para seguir adelante.

En resumen: Cuando empieces algo no importa cuán pequeña sea la acción, siempre y cuando vayas en la dirección correcta. Los pequeños cambios eventualmente llevan a grandes resultados. Recuerda, la acción inspira más acción y el impulso crea más impulso.

"Un viaje de mil millas comienza con un solo paso." - Lao Tzu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para mejorar la navegación y tu experiencia de usuario. Al continuar con la navegación en nuestro sitio, estás aceptando las cookie para mejorar tu experiencia en nuestro sitio. Saber más sobre las cookies