Consejos de Don Quijote a Sancho Panza: 10 sabios consejos de vida

Consejos de Don Quijote a Sancho Panza para el alma

Todos en nuestra adolescencia fuimos atosigados por nuestros profesores de literatura, quienes en su lista de lecturas para el curso incluían la célebre obra de Miguel de Cervantes: Don Quijote.

Seguro al hacer memoria recordarás que en su momento no fue ni de cerca la lectura que más te emocionaba, pero luego de unos años de analizarlo te habrás dado cuenta de lo sabio que fueron los consejos de don Quijote a Sancho Panza cuando este es nombrado gobernador de la ínsula.

Hoy hemos preparado un análisis de estos consejos que te servirán para entender lo que este carismático personaje transmitió a Sancho Panza en esta obra.

Índice del artículo

    Análisis de los consejos de Don Quijote a Sancho Panza posterior a su nombramiento

    consejos de Don Quijote a Sancho Panza
    consejos de Don Quijote a Sancho Panza

    Don Quijote le enseña sobre el temor a Dios

    Hablando sobre la sabiduría que Don Quijote promulgaba en la obra, el primer consejo que Sancho Panza recibe es el del temor a Dios, el cual dicta “Primeramente, has de temer a Dios; porque en el temerle está la sabiduría, y siendo sabio no podrás errar en nada.”

    En este consejo de Don Quijote a Sancho Panza se busca concientizar al lector sobre la existencia de un ser superior que domina el destino y posee el conocimiento total de todo lo que existe. Al reconocer esta presencia por encima de cualquier conocimiento humano podremos llevar una vida correcta y sin errores.

    El autoconocimiento

    En este consejo, Don Quijote invita a Sancho Panza a practicar el autoconocimiento y la evaluación, lo cual le ayudará a disminuir el ego, al creerse algo que no es.

    Siendo el consejo expresado de esta forma “Has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse. Del conocerte saldrá el no hincharte, como la rana que quiso igualarse con el buey.”

    Resalta tu humildad

    En este consejo se exhorta a Sancho Panza a no olvidar sus orígenes, recordando que debe sentirse orgulloso de estos, ya que son los que lo llevaron al lugar donde ha llegado.

    En este consejo de Don Quijote a Sancho Panza leemos “Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores, y préciate más de ser humilde virtuoso, que pecador soberbio. Innumerables son aquellos que de baja estirpe nacidos han subido a la suma dignidad; y de esta verdad te pudiera traer tantos ejemplos, que te cansarán.”

    No envidies a nadie

    Sancho escucha en este consejo como Don Quijote le invita a enorgullecerse de sus actos antes de sentir envidia por otros que a diferencia de él pueden dar más.

    Tal como se lee en la obra, Don Quijote dice “Mira, Sancho, si tomas por medio a la virtud y te precias de hacer hechos virtuosos, no hay para qué tener envidia a príncipes y señores; porque la sangre se hereda, pero la virtud vale por si sola lo que la sangre no vale,”

    Empatía con el prójimo sin importar su estatus social

    En este consejo Sancho panza escucha como Don Quijote lo invita a tener el mismo nivel de empática con las suplicas de pobres y ricos, de manera que su trato con el prójimo no cambie.

    El consejo de Don Quijote dicta “Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia que las informaciones del rico. Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico como por entre los sollozos e importunidades del pobre.”

    Consejos de Don Quijote a Sancho Panza para el alma
    Consejos de Don Quijote a Sancho Panza para el alma

    Imparte justicia con misericordia

    En el consejo que dicta “Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia. Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún enemigo tuyo, aparta las mientes de su injuria, y ponlas en la verdad del caso…” Don Quijote recuerda a Sancho que jamás debe juzgar basado en sus prejuicios.

    Atiende con conciencia los juicios de mujeres

    Es este sabio consejo de Don Quijote a Sancho Panza este lo invita a no dejarse ablandar cuando escuche los problemas de una mujer ante la corte.

    En el mismo se lee “Si alguna mujer hermosa viniere a pedirte justicia, quita los ojos de sus lágrimas y tus oídos de sus gemidos, y considera despacio la sustancia de lo que pide, si no quieres que se anegue tu razón en su llanto y tu bondad en sus suspiros.”

    Castiga con obra. Trata bien con la palabra

    Aquí, Sancho Panza recibe la enseñanza del castigo único, donde se le invita a recordar que no debe disminuir con la palabra a un hombre que ya será castigado físicamente.

    En el mismo se lee “Al que has de castigar con obras, no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio, sin la añadidura de las malas razones.”

    Considera a los culpados con piedad y clemencia

    Aquí, Sancho aprende sobre la fuerza que tiene el poder de la justicia que impartirá, y es allí donde Don Quijote le da el próximo consejo “Al culpado que cayere debajo de tu jurisdicción, considérale hombre miserable, sujeto a las condiciones de la depravada naturaleza nuestra, y, en todo cuanto fuere de tu parte, sin hacer agravio a la contraria, muéstrate piadoso y clemente…”

    El que escucha consejo llega a viejo

    Palabras más, palabras menos, esto es lo que Don Quijote transmite a Sancho Panza en el consejo final que dice “Si estos preceptos y estas reglas sigues, Sancho, serán luengos tus días, tu fama será eterna, tus premios colmados, tu felicidad indecible…”.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para mejorar la navegación y tu experiencia de usuario. Al continuar con la navegación en nuestro sitio, estás aceptando las cookie para mejorar tu experiencia en nuestro sitio. Saber más sobre las cookies